miércoles, 12 de julio de 2017

Crónica sexto encierro San Fermín 2017: Desde el cielo de Julen



Informa: Patricia Rodríguez
Foto: www.sanfermin.com (Íñigo Alzugaray)


Corría por las redes sociales una iniciativa para correr de blanco y rojo por Julen Madina. Hoy, 12 de julio. Un día especial cada sanfermines para el corredor de Hernani, fecha en la que se casaron sus padres y un jandilla lo cosió a cornadas en 2004. Llevaba años retirado del encierro que lo llevó a la gloria y lo acercó a lo peor del ser humano. Pero los del 2017 son los primeros sanfermines sin Julen. Los primeros desde que el mar se lo llevó para hacerlo eterno.



No ha habido más blanco y rojo en el encierro de hoy, el sexto de las fiestas con toros de Victoriano del Río. Y diría que no por falta de respeto ni afecto a uno de los grandes de Estafeta, uno de los tramos con más colores del recorrido. Más bien por la superstición o los sentimientos. Ese aferrarse a algo para sentirse intocable con seis toros en los riñones. No aceptarán los argumentos los puristas del encierro para quiénes el sentimiento está en correr con los dos colores que visten las fiestas. Cierto e igual de respetable.



Quizá algunas carreras, y hoy ha habido algunas para enmarcar, han remitido la dedicatoria hacia las alturas. Independientemente del equipaje elegido. Lo cierto es que a los ‘victorianos’ les daban igual las polémicas. Ellos, como hacen cada año, iban a demostrar sus condiciones físicas y los resultados de sus entrenamientos en la finca de Guadalix de la Sierra. Y así, arropada por los cabestros, la manada ha enfilado la cuesta de Santo Domingo, no sin que uno de los mansos hiciera el gesto de rajarse.



Sin separarse unos de otros, los victorianos han organizado de 2 en 2 la manada y han pasado por Ayuntamiento sin mayores incidentes. En Mercaderes la torada ha seguido muy agrupada pero ha quedado destapada para tomar la curva y enfilar Estafeta como si estuvieran jugando al dominó o a los bolos. Eso sí, sin marcharse el traje. A izquierda y a derecha los mozos iban cayendo al verse superados por la velocidad de los toros; mientras que por el centro eran, directamente, arrollados. Sin miramientos. Y aún así, algunos corredores han podido coger huecos en el vial y guiarlos con sus riñones al ir estirándose.



Tanta era la ansia de los victorianos de mantener o mejorar su marca –y superar el récord de Jandilla, claro está- que ni el ejemplar que ha caído encima de un grupo de mozos en el vallado de Telefónica se ha encelado con ellos. “¡Ahí os quedáis!”. Y ha seguido como si nada, sin preocuparse por las posibles lesiones causadas en el encontronazo. De hecho, y según el parte médico, en este punto se encuentran la mayor parte de heridos de la carrera.



A los 2’ 17” han entrado en corrales. Han demostrado su capacidad atlética pero no la suficiente como para batir récords. Y eso que su juego no ha sido nada limpio, a pesar de no tirar de derrotes. Sobre el ruedo algunos miraban al cielo. Para dar las gracias. Quizá, también, para saludar a Julen.


* Cientos de personas se han dado cita en la capilla de San Fermín esta mañana para participar en un homenaje póstumo a Julen Madina. #EternoJulen


*Crónica del encierro especial 'Castellonenses en San Fermín' para el Periódico Mediterráneo:


https://cronicastaurinas.blogspot.com.es/2017/07/cronica-sexto-encierro-san-fermin-2017.html


No hay comentarios: